Newsletter N° 66: Costa Rica. Sistemas de Creadores de Mercado (CM)


Logo_Fotegal

Newsletter N° 66: Costa Rica. Sistemas de Creadores de Mercado (CM)

La gestión de la deuda a través de la figura de Creadores de Mercado es un tema que se estudia hoy en la Tesorería Nacional de Costa Rica, por cuanto por normativa es la responsable de gestionar la deuda interna, es sin duda un tema muy complejo que debe razonarse técnicamente y con profundidad en el Ministerio de Hacienda. El desarrollo de mercados financieros implica un sistema más amplio de política pública, que simplemente establecer un Programa de Creadores de Mercado.

En este contexto, la tesorería ha identificado el diseño de la mezcla de requisitos, obligaciones y derechos de un Programa de Creadores de Mercado como parte integral de la estrategia para desarrollar y mejorar el mercado de deuda pública del Gobierno, y el mismo diseño puede marcar el desarrollo del mercado (crear un mercado, acomodar las necesidades de financiamiento del sector público), la estructura del mercado (competencia, eficiencia, instrumentos financieros) o ambas. Por ende, al decidir la adopción de un Programa de Creadores de Mercado el Gobierno debe tratar simultáneamente estos temas para alcanzar los objetivos de la deuda mientras que se maximiza la eficiencia del mercado.

Para que la propuesta sea viable debe contarse con apoyo de las Superintendencias General de Valores y de Entidades Financieras, Bolsa Nacional de Valores, Banco Central de Costa Rica y otros agentes del mercado, quienes se constituyen en actores cruciales para el éxito de la misma, de ahí la importancia de mejorar la coordinación y los canales de comunicación.

Principales elementos de la figura de Creadores de Mercado (CM)

Objetivos de los Sistemas de Creadores de Mercado

El principal propósito de un Sistema de Creadores de Mercado es ayudar a construir una fuente estable y confiable de la demanda para las emisiones de Gobierno que realiza la Tesorería Nacional, proporcionando liquidez al mercado secundario, dedicando recursos de capital como comprador propietario para absorber un déficit de liquidez, construyendo canales de distribución y abastecimiento de información del mercado en lo relativo a precios, volúmenes y “spreads” entre la demanda y la oferta. El cumplimiento de estos objetivos permite alcanzar metas como:

  • Bajar el costo y el riesgo asociado a la deuda pública.
  • Desarrollar mercados financieros.
  • Permitir al Banco Central utilizar instrumentos indirectos de política monetaria.
  • Promover el ahorro realizando inversiones atractivas y libres de riesgo.

Aunque varias Economías Emergentes (EM) y países en desarrollo han adoptado un sistema de Creadores de Mercado (CM), muchos otros han optado por no hacerlo. Dos de los motivos que se mencionan para estos últimos, a menudo, son que el mercado no es lo suficientemente grande como para soportar un número suficiente de CM para garantizar un comportamiento competitivo y / o que la base de inversores no está lo suficientemente diversificada para que los intermediarios financieros estén dispuestos a comprometerse a tener una actividad de creación de mercado.

Pre-requisitos para que un Sistema de Creadores de Mercado funcione

Algunos de estos son: (i) condiciones macroeconómicas estables, (ii) existencia de sistemas legales y de supervisión, (iii) sistema de pago adecuado, (iv) tasas de interés liberalizadas: el gobierno debe comprometerse con un mecanismo de mercado, (v) política de emisión estable, previsible y transparente: el gobierno debe estar comprometido con prácticas transparentes de gestión de la deuda, (vi) diversificada base de inversionistas, (vii) mercado lo suficientemente grande como para respaldar un número suficiente de CM para asegurar un comportamiento competitivo, (viii) saldo de la deuda lo suficientemente grande como para crear emisiones líquidas, (ix) el compromiso de la OGD con el desarrollo del mercado. X) hacer de CM una propuesta comercialmente viable (rentable) para los intermediarios involucrados.

Beneficios Creadores de Mercado

Los responsables u Oficinas de Gestión de Deuda (OGD) esperan muchas contribuciones diferentes de sus CM, las OGD dependen de sus CM (i) para generar una demanda estable y confiable de valores gubernamentales al presentar ofertas en las subastas y ampliar la base de inversionistas, lo que reduce los riesgos de mercado y refinanciamiento; (ii) reducir el costo de financiamiento al mejorar la determinación de precios, contribuyendo así a la liquidez del mercado secundario, y (iii) ayudar a establecer la estrategia de gestión de la deuda y facilitar el desarrollo del mercado brindando asesoría a la OGD. La experiencia observada de los CM, es que también mejoran el conocimiento del mercado de la OGD, fortalecen la innovación de productos, facilitan el acceso a los inversores finales y limitan el número de contrapartes con las que trata la OGD.

Riesgos Creadores de Mercado

Los principales riesgos que enfrentaría una iniciativa de CM, son las limitaciones a la competencia y el incentivo potencial correspondiente al comportamiento colusivo. Estos riesgos se pueden abordar de dos maneras complementarias. Primero, se debe designar un grupo de CM suficientemente grande para asegurar la competencia, por lo que el nivel de desarrollo del mercado debería permitir esta selección. En segundo lugar, se debe diseñar un sistema de incentivos para recompensar el buen desempeño que haga que sea más rentable para los CM competir que conspirar.

El riesgo moral es otro riesgo. Los CM son seleccionados y nombrados por el gobierno. Por lo tanto, algunos participantes del mercado, tanto los CM como los inversores, pueden creer que el gobierno no permitirá que un CM se hunda (equivalente a un aval del estado). Como resultado, algunos CM podrían estar más inclinados a asumir más riesgos de los que deberían y posiblemente comprometer las finanzas públicas. Este es un tema que deben abordar las autoridades a cargo de la supervisión de los intermediarios financieros.

Requisitos, obligaciones y los derechos de los Creadores de Mercado

En relación con los requisitos, obligaciones y los derechos de los Creadores de Mercado, la mezcla se debe diseñar en el contexto de las necesidades del desarrollo del mercado y los participantes. Las obligaciones que se establecen a los Creadores de Mercado son los compromisos para llevar a cabo ciertas actividades y sus derechos son aquellos arreglos que deben permitir que los
Creadores de Mercado realicen esas funciones eficientemente, a menudo en ausencia de otra infraestructura de soporte del mercado. Esta mezcla forma parte integral de la estrategia global de desarrollo, que, junto con los compromisos de las autoridades sobre objetivos y estrategias específicos de la deuda pública, se deben centrar en las necesidades de desarrollo del mercado, los requerimientos de los emisores y los de los participantes.

En cuanto a los criterios de selección para los Creadores de Mercado se deben relacionar con el papel que se espera que jueguen en el mercado primario y secundario para los valores del Gobierno y deben contribuir a la estabilidad global del sistema financiero. Estos criterios también influyen en el número de participantes y el grado de competencia en los mercados de deuda pública y en la capacidad de las instituciones seleccionadas para sostener un mercado activo.

Criterios de selección

(i) Solidez financiera:

La fortaleza financiera se evidencia por una adecuada capitalización. Generalmente se traduce en un requisito de patrimonio neto mínimo. Ser un CM es un negocio arriesgado, en el mercado primario un CM puede terminar teniendo una gran cartera de valores que es demasiado costosa o no se puede vender. Las condiciones del mercado pueden haber cambiado después de una subasta o el CM puede haber determinado mal los precios del mercado o la demanda de los inversores. De manera similar, en el mercado secundario, un CM puede haber comprado valores a un precio alto o haber vendido demasiado barato. Como resultado, se pueden sufrir pérdidas, con la correspondiente necesidad de un “colchón” de capital para absorberlas.

(ii) Participación activa actual en el mercado de valores del gobierno:

La participación activa actual en el mercado es la mejor evidencia de la capacidad de un CM para cumplir con los deberes asignados. Algunos países imponen ciertas cuotas de mercado mínimas durante un período determinado.

(iii) Capacidad de gestión e infraestructura tecnológica adecuada:

El solicitante debe tener la experiencia necesaria para mantener un mercado activo y eficiente de valores gubernamentales. Esto incluye la tecnología necesaria para presentar ofertas en subastas primarias, para negociar en el mercado secundario e informar sobre su actividad.

(iv) Compromiso a largo plazo con el desarrollo del mercado:

No tiene sentido que la OGD o el CM inicien una relación a corto plazo. En particular, para el intermediario financiero en cuestión, el estado de CM tiene un costo inicial que solo puede amortizarse durante un período determinado.

(v) Presentación de un plan de negocios:

Un número creciente de OGDs requiere que los CM presenten un plan de negocios que describa su estrategia y objetivos con respecto al mercado de valores del gobierno. Este requisito no está restringido a los CM solicitantes. Los CM también deben actualizar su plan de negocios con regularidad, generalmente de forma anual.

(vi) El solicitante debe ser una organización de buena reputación y prestigio.

Otras condiciones de elegibilidad

Otras condiciones de elegibilidad que a menudo se requieren son: (i) capacidad de gestión suficiente, (ii) personal adecuado y habilidades profesionales, (iii) infraestructura tecnológica adecuada, (iv) membresía en la bolsa de valores.

Número de Creadores de Mercado

En la práctica, el número de CM suele oscilar entre cinco y alrededor de 25. Cinco parece ser el número mínimo necesario para garantizar la competencia. El número promedio para los países medianos está entre 10 y 15.

Es importante no designar más que el número necesario de CM. Un número demasiado alto de CM diluye su motivación, ya que tienen menos oportunidades de negocios. También tienen menos recompensas, ya que el emisor debe distribuirlas en un mayor número de CM con buen rendimiento. El estatus de CM tiene menos valor de mercado en la base de clientes del banco. El emisor tiene menos valor agregado ya que las bases de clientes de los CM se superponen y la gestión de la relación del emisor con los CM se convierte en una carga administrativa.

El número correcto de CM es el número que les permite cumplir adecuadamente con las tareas asignadas. Por lo tanto, es principalmente una función del tamaño de la deuda. Los requisitos de financiamiento de la OGD no pueden ser mayores que la capacidad de absorción agregada de los CM. También es una función complementaria del grado en que la base de clientes, los conocimientos especializados del producto y el alcance geográfico de los CM.

Duración Período CM

Longitud del período

Los CM deben rotar en función del rendimiento. Por lo tanto, deben ser reelegidos periódicamente. El período debe ser lo suficientemente largo como para permitir que los nuevos CM inviertan en la relación, es decir, para adaptarse a su nuevo estado y justificar sus gastos iniciales. Al mismo tiempo, no debe ser tan largo que los CM sientan que pueden relajarse porque su posición es segura.

En la práctica, los períodos más frecuentes son un año y dos años, en ese orden. Algunos países revisan el estatus cada seis meses o cada 3 años, o sobre una base ad hoc.

Documentación necesaria

Los derechos mutuos de CM y OGD deben detallarse en un documento. Este documento puede ser uno de un contrato, un memorando de entendimiento (MoU), un Código de deberes, o un decreto. Los dos primeros procedimientos están muy extendidos, algunos países usan ambos simultáneamente.

Un contrato o MoU tiene la ventaja de ser flexible si se necesitan adaptaciones durante el curso del período. La necesidad de verificar los poderes de firma en la organización de la CM es a veces administrativamente engorrosa. Un código de deberes o decreto es más directo, pero menos flexible.

En los mercados que evolucionan rápidamente y donde las prioridades pueden cambiar con el tiempo, los MoU parecen ser el procedimiento más eficiente, son más flexibles que los acuerdos
legales. Además, no parece haber ningún precedente para ninguna acción legal emprendida por un OGD contra un CM o viceversa, ambas partes tienen un interés personal en resolver amistosamente cualquier desacuerdo.

Obligaciones de los CM

Definir los deberes de los CM implica tomar varias decisiones estratégicas que deben hacerse con anterioridad.

Estatus Homogéneo vs. Especializado

Los CM pueden comprometerse a negociar en toda la gama de instrumentos de deuda pública. Alternativamente, se les puede permitir especializarse en ciertos instrumentos y / o segmentos de mercado. Ambos regímenes son ampliamente prevalentes.

Los OGD que someten a todas los CM a las mismas obligaciones consideran que el estado de la CM es más transparente para el mercado y que el grupo de CM es más fácil de administrar. Ciertos instrumentos financieros también son más atractivos para el negocio de los CM que otros, como resultado, algunos OGDs les preocupa que no tengan suficientes CM para ciertos instrumentos de deuda si el CM se dividiera.

Otros OGDs consideran que es más eficiente dividir las obligaciones de los CM al establecer diferentes niveles de distribuidores, cada uno de los cuales tiene requisitos y objetivos separados. Este enfoque es particularmente útil cuando existe un suministro relativamente limitado de instituciones con una experiencia que cubre todos los instrumentos de deuda o cuando el estado del mercado es tal que la acumulación de obligaciones aumenta significativamente los costos y/o los riesgos de mercado de los CM.

Por lo tanto, un gran número de OGD diferencian entre sus CM, ya sea en un instrumento específico (“CM de mercado único”) o para una actividad específica (“especialistas de mercado”). Algunos OGD también tienen especialistas en repo y/o minoristas. Por lo general, se permite que los CM se superpongan en diferentes segmentos del mercado, con algunas excepciones.

Inventario de Deberes

La mayoría de las obligaciones de CM son relativamente estándar. En general, a los CM se les asignan seis funciones: (i) ofertar en el mercado primario, (ii) colocar títulos públicos con inversionistas finales, (iii) aumentar la liquidez del mercado secundario, (iv) ser la contraparte de la OGD para ciertas operaciones de gestión de la deuda, (v) asesorar a la OGD sobre su estrategia de gestión de la deuda, y (vi) informar sobre su actividad en el mercado secundario, que se detallan a continuación.

La característica común de estos seis deberes es que todos ellos están relacionados con la financiación del gobierno, conectados a su monto, estabilidad, costo y gestión.

Dos deberes en particular tienden a tener algunas características específicas del país: la obligación de ofertar en las subastas y el compromiso de cotizar precios en el mercado secundario.

Pujar en las subastas

Al ofertar en las subastas, los CM funcionan como un canal entre la OGD y los inversores finales. Construyen una cartera de valores que venderán en el mercado secundario. La obligación de los CM de participar en las subastas disminuye el riesgo de ejecución del emisor. La introducción de calendarios de subasta fijos ha aumentado aún más la utilidad de los CM. El emisor está en el mercado con menos frecuencia y por cantidades mayores.

La obligación de ofertar en subastas generalmente incluye la obligación de los CM de presentar una cantidad mínima determinada de ofertas y/o ofertas asignadas. En ambos casos, la cantidad mínima generalmente se expresa como un cierto porcentaje de la cantidad total subastada.

En lo que respecta a la presentación de ofertas, los CM pueden estar obligadas a participar regularmente en las subastas o a presentar ofertas en cada subasta por un monto o umbral determinado.

El nivel de umbral mínimo, si existe, debe establecerse con cuidado. Un umbral demasiado bajo conlleva el riesgo de un déficit en la suscripción. Un umbral demasiado alto podría afectar la capacidad financiera de los CM.

En cuanto a la presentación de ofertas asignadas, la cantidad mínima a aceptar siempre se expresa como un cierto porcentaje de la cantidad total emitida sobre una base competitiva. Sin embargo, puede ser una cantidad mínima en cada subasta o una cantidad mínima durante un período determinado, generalmente un año calendario o la duración del período de la cita.

En ambos casos, el compromiso mínimo de licitación se puede cuantificar, ya sea como un porcentaje discrecionalmente establecido por la OGD o en función de una cierta referencia, como el número de CM designados, el tamaño relativo del balance del CM, o el monto de la actividad comercial del CM en el mercado secundario.

Para colocar los valores con los inversores finales

Los CM pueden ser un mecanismo eficiente de distribución de valores para su base de clientes. En el proceso de llevar a cabo este deber, los CM actúan efectivamente como un sub-depositario de valores del gobierno. El deber de colocar valores con clientes finales incluye realizar actividades de mercadeo, investigación y desarrollo, es decir, desarrollar y promover activamente productos relacionados con valores gubernamentales.

Aumentar la liquidez en el mercado secundario

En la mayoría de los mercados maduros, así como en algunos mercados emergentes, CM se comprometen a proporcionar cotizaciones bilaterales firmes de manera continua. En muchos mercados emergentes, los CM se comprometen a cotizar precios indicativos solamente. Por lo general, los precios deben cotizarse para algunas cantidades mínimas, con algunos diferenciales máximos y para un número mínimo de horas.

Los CM que se comprometen a cotizar precios firmes a menudo también están obligadas a realizar una cierta negociación mínima en el mercado secundario. Esta última obligación tiende a adaptarse a medida que el mercado se desarrolla. La cantidad mínima se expresa primero como un porcentaje de la colocación total en el mercado, luego como un porcentaje de la negociación total realizada por todos los CM, y finalmente, el requisito de la cantidad mínima tiende a desaparecer. La segunda etapa es una consecuencia normal del desarrollo del mercado como resultado que los participantes se vuelven más activos en él. La tercera etapa surge al darse cuenta de que el principal beneficio de un compromiso de creación de mercado no es la liquidez sino la transparencia de los precios. Por lo tanto, la calidad de los precios cotizados es más importante que el volumen realizado, cuya calidad es difícil de evaluar, en cualquier caso.

En algunos países, los CM deben alcanzar tanto una negociación mínima como un porcentaje mínimo efectivo.

Las reglas estándar de creación de mercado solo pueden aplicarse en condiciones normales de mercado. Esto plantea la cuestión de cómo se pueden adaptar las reglas de creación de mercado en el caso de mercados en situación de crisis.

Asesorar a la OGD

Las OGD esperan que los CM les aconsejen sobre su estrategia de gestión de la deuda y sobre la organización del mercado. Este deber incluye mantener a la OGD informada de la evolución del mercado.

Ser la contraparte de la OGD en las operaciones de gestión de la deuda

Ser la contraparte del OGD en sus operaciones de gestión de la deuda es tanto un deber como un privilegio. Es un deber en el caso de las operaciones de CM sin oportunidad de lucro, como ser una contraparte en las operaciones realizadas por un OGD en el mercado monetario para administrar su posición de liquidez diaria; un privilegio en el caso de operaciones rentables de gestión de deuda que solicitan los CM.

Informar sobre su actividad

Informar a la OGD sobre su actividad en el mercado secundario generalmente forma parte del acuerdo de CM. Estos informes ayudan a los OGD a evaluar los desarrollos en el mercado y en las instituciones particulares.

Un OGD también necesita recibir informes cualitativos de sus CM para estar informado de su estrategia de negocio e implementación, y de los esfuerzos de investigación y mercadeo que han realizado para tal efecto.

Otras obligaciones

Los CM pueden asumir una serie de otros compromisos además de los deberes principales mencionados anteriormente. A modo de ejemplo, se puede exigir que los CM (i) contribuyan a una facilidad de préstamo de valores en la cámara de compensación permitiendo que la cámara de compensación preste en su nombre algunos de sus valores en inventario, (ii) para cotizar precios para el gobierno valores al cierre del mercado con fines de publicación, y (iii) para facilitar una distribución minorista efectiva. Este último compromiso se aplica cuando las autoridades perciben que podría haber una demanda significativa de valores públicos de parte de individuos.

Privilegios de los CM

General

Los privilegios otorgados por las OGD a los CM siguen dos objetivos. El primer objetivo es ayudar a los CM a ejecutar. Esto se aplica particularmente en las primeras etapas del desarrollo del mercado, debido a la ausencia de estructuras de mercado de apoyo eficientes. El segundo objetivo es motivar a los CM para que se desempeñen de la manera más efectiva posible recompensando el buen desempeño. La combinación de privilegios y acuerdos de soporte depende de la arquitectura general del mercado.

Algunos privilegios de CM se aplican de manera uniforme en todos los países que han implementado un sistema de CM. Un ejemplo es el derecho exclusivo a llevar el título de CM y un tratamiento privilegiado para obtener información y consultar con la OGD correspondiente.

Algunos privilegios de otros CM se están extendiendo por un número cada vez mayor de OGD. Esto se aplica en particular otorgar a los CM el estado de contraparte exclusiva de la OGD para operaciones de gestión de deuda rentables. Los ejemplos típicos son la adjudicación del mandato principal en una sindicación o la decisión de la OGD de tratar solo con los CM en el mercado de derivados. Otro privilegio es la publicación regular del ranking que enumera a los CM (por ejemplo, los primeros tres o los primeros cinco CM) que han tenido el mejor desempeño en el mercado primario y secundario, respectivamente.

La mayoría de los privilegios de CM son específicos del país. Esto se aplica tanto al mercado primario como al secundario, los que se examinan a continuación:

En el mercado primario (es decir, principalmente subastas), una encuesta a diferentes países presenta una serie de opciones para otorgar privilegios a los CM, como (i) reconocer el derecho exclusivo de los CM a ser oferentes directos en las subastas, (ii) permitir tiempo para que los CM envíen ofertas cuando otros participantes del mercado también pueden ser ofertantes directos en las subastas, (iii) pagando a los CM una comisión por las ofertas asignadas, o (iv) cada vez más, otorgando a los CM el derecho a presentar suscripciones no competitivas en la subasta o después de la misma.

En el mercado secundario, el privilegio más importante de los CM es el acceso exclusivo a una facilidad de préstamo de valores. También se pueden aplicar otros privilegios, como los privilegios especiales de un CM para obtener préstamos del banco central, el derecho exclusivo de ser una contraparte del banco central para sus operaciones de mercado abierto o el derecho exclusivo de negociar en el mercado de llamadas.

EQUILIBRAR OBLIGACIONES Y PRIVILEGIOS PARA MEJORAR LA EFICIENCIA DE CM

La combinación óptima de obligaciones y privilegios es un tema específico del país. Sin embargo, algunas pautas generales pueden aplicarse a los ME.

El objetivo de mejorar la eficiencia de la creación de mercado se puede lograr de cuatro maneras diferentes. Se pueden aplicar individual o simultáneamente. Estos son: (i) aumentar el enfoque de los creadores de mercado al limitar el número de valores a los que se aplica su cotización (ii) para disminuir los riesgos de los creadores de mercado proporcionándoles las herramientas adecuadas para cubrir o financiar sus posiciones, (iii) ) para aumentar la motivación de los creadores de mercado al ofrecer recompensas más atractivas a los que mejor se desempeñan, y (iv) hacer del mercado la función principal de alguno intermediarios financieros.

GESTIÓN DE LA RELACIÓN CON CM

La relación entre un OGD y sus CM no puede ser simplemente regulada por leyes y decretos. Debe ser gestionado por las OGDs. El objetivo es asegurar que la relación sea mutuamente beneficiosa y rentable. Los intermediarios financieros no son organizaciones caritativas, deben estar motivados financieramente para realizar.

El monitoreo y la evaluación apropiados son de crucial importancia para mejorar la calidad y la motivación general del grupo de CM. Los mejores CM deben ser recompensados, los de bajo rendimiento deben ser penalizados, y todos deben saber cuál es su posición.

Comunicando: Reuniones de CM

Es una práctica estándar que los OGD convoquen a sus CM para una reunión al menos una o dos veces al año. El objetivo es mantener a los CM informados sobre los desarrollos relevantes en la gestión de la deuda y buscar su opinión sobre temas especiales, si los hay.

Motivar: Asignación de incentivos

Una relación de CM bien gestionada se evidencia por dos hechos. En primer lugar, un buen rendimiento promedio de todos los CM. Muestra que los CM se han seleccionado bien y que saben lo que se espera de ellas. En segundo lugar, la ausencia de denuncias expresadas por los CM. Esto muestra que la gestión de la relación por parte de la OGD es percibida por los CM como razonable y predecible.

Monitoreo: Informes de actividad de CM

Los informes de actividad de CM pueden obtenerse de dos fuentes diferentes: los propios CM o terceros, como las plataformas de comercio electrónico.

Criterios de Evaluación

Es técnicamente posible refinar la evaluación del comportamiento de los CM en las subastas al incluir en el análisis la calidad y la estabilidad de su desempeño y la calidad de la determinación de precios.

(i) Criterios cuantitativos

Los criterios cuantitativos incluyen todos los componentes de la actividad de CM que pueden expresarse en términos de volúmenes o participación de mercado (por ejemplo, la cantidad de ofertas asignadas en las subastas).

En algunos mercados, la evaluación se basa únicamente en criterios cuantitativos.

(ii) Criterios cualitativos

En la práctica se utiliza una variedad de criterios: información de mercado, ejecución comercial, asesoramiento, investigación, promoción del emisor y relación general. Algunos OGD utilizan encuestas de clientes para evaluar la satisfacción de los inversores, etc.

SUPERVISIÓN DE CM

La supervisión de los CM sigue tres objetivos: garantizar que los mercados sean justos y transparentes, proteger a los inversores y reducir el riesgo sistémico. La supervisión prudencial debe permitir a las autoridades monitorear la posición de capital de los CM y garantizar que, en caso de falla de un CM, si esto sucede, no se interrumpa todo el mercado.

La autoridad supervisora puede ser el Ministerio de Hacienda / tesorería, el banco central, la autoridad reguladora a cargo de los mercados de capital, o una combinación de los anteriores.

Sin duda la tarea de implementar un modelo de Creadores de Mercado para la deuda pública en Costa Rica deberá realizarse coordinadamente con los principales actores del mercado, Superintendencia General de Valores, Banco Central de Costa Rica, Bolsa Nacional de Valores y el Ministerio de Hacienda.

El objetivo primario por parte del Ministerio de Hacienda debe ser crear un modelo para gestionar la deuda que garantice su liquidez. Asimismo establecer políticas claras que permitan fortalecer el mercado de valores, dar seguridad jurídica a los participantes o CM y garantizar la operatividad del modelo de CM en el largo plazo.

Realizado por:
Tesorería Nacional de Costa Rica


Integrantes Fotegal